Pequeñas victorias II

Seguro te ha pasado que cuando cumples una pequeña meta te sientes tan feliz que quieres compartirlo con alguien y esa persona no reacciona del modo en que esperabas. Usualmente no es por nada malo, mas bien es porque no se relacionan o no entienden que tan importante era para ti.

No dejes que esto te desanime. Aprende a celebrar tus pequeñas victorias porque nadie más que tu sabe lo que conllevó alcanzarlas.

Muchas veces, estas pequeñas victorias no hay que compartirlas. Se siente bien mantenerlas para uno solito y disfrutarlas en privado. Al fin y al cabo, todas estas pequeñas metas forman una gran victoria, y te aseguro que la gente notará esta última.

Talvez hoy ayudaste a un extraño, tuviste un comentario positivo en el trabajo, te sentiste linda sin maquillaje, te quedaste 10 minutos más en el gym, reciclaste o reusaste algo, te perdonaste por un error, seguiste tu intuición. Tu corazón es el motor de todas estas lindas pequeñas victorias que nadie ve. Recuerda que el amanecer es uno de los actos más lindos y sin embargo sucede cuando la mayor parte del público todavía duerme.

Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: